SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Instituciones estatales que intervienen en el comercio transfronterizo firmaron este jueves un acuerdo de cooperación para la implementación del programa del Operador Económico Autorizado (OEA) en los puertos, aeropuertos y pasos fronterizos, auspiciado por la Dirección General de Aduanas (DGA).

El programa procura garantizar la aplicación de medidas de facilitación que permitan el despacho de las importaciones y exportaciones de manera más rápida y simplificada, sin perjuicio del ejercicio del control necesario para reducir los riesgos provenientes del extranjero o los originados dentro del país.

Rafael Camilo, director de la DGA, indicó que “la implementación del programa, además de ayudar a simplificar los trámites a los Operadores Económicos, permitirá coordinar los controles entre las instituciones que intervienen en los procesos de exportación e importación del país, eficientizando la administración de recursos humanos y materiales”.

“Este programa va a contribuir al fortalecimiento de los sistema de administración de riegos de cada una de las instituciones, convirtiéndose esencial para el cumplimiento de sus roles, creando un ambiente de mayor confianza por parte de los usuarios de sus servicios”, indicó  el director de la DGA durante el acto de firma del convenio.

Las instituciones que se comprometieron a trabajar para implementar en el país el Operador Económico Autorizado son la DGA, los ministerios de Agricultura, Medio Ambiente y Salud Pública.

En el programa también participarán la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), el Cuerpo Especializado de Seguridad Portuaria (CESEP) y el Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (CESAC).

¿Qué es el Operador Económico Autorizado?

El Operador  Económico Autorizado (OEA) es certificado y acreditado por la administración de Aduanas, con la finalidad de asegurar y facilitar la cadena logística en las exportaciones e importaciones del sector privado.

Las empresas privadas que logran su acreditación y certificación gozan del beneficio de que sus mercancías son despachadas con mayor prontitud de los puertos y aeropuertos.

El objetivo del marco normativo es establecer estándares internacionales para garantizar la seguridad de la cadena logística, aumentar la previsibilidad de las operaciones del comercio exterior y facilitar la gestión integrada de las cadenas logísticas para todos los modos del transporte.

También permite fortalecer la cooperación entre las administraciones de aduanas con otros organismos en su lucha contra el fraude, así como facilitar el comercio legítimo mediante cadenas logísticas seguras y acuerdos de colaboración entre las aduanas y el sector privado.

Los usuarios de los servicios del comercio exterior tendrán como beneficios facilidades en procesos aduaneros simplificados, con presentación de declaraciones breves de entrada y salida de mercancías.

Otros de los beneficios son la reducción de controles físicos y documentales, facilidad para realizar los controles pertinentes en las dependencias del operador, prioridad en el despacho y habilitación de carriles rápidos, ventajas  al momento del pago de tributos y aranceles, reducción del tiempo y costes, así como la obtención de un sello de garantía que acredite a los operadores confiables y seguros.