AEIH

SANTO DOMINGO, República Dominicana.  La Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH) invitó a los trabajadores a discutir juntos cambios en el sistema laboral  que incrementen el paquete de beneficios de los asalariados, disminuya los costos laborales y sepulte “las mafias de abogados” que quiebran empresas a través de demandas temerarias.

En una declaración suscrita por el presidente de la entidad, Víctor Castro, y el Consejo de Pasados Presidentes, la AEIH advirtió que no comulga con las propuestas de modificación al Código de Trabajo que beneficien a una sola parte en la relación patronos-trabajadores o que no sean producto del consenso.

Indicó que, contrario a limitar la cesantía deberían explorarse modelos que disminuyan la carga laboral a las empresas y crear un fondo capaz de generar rendimientos en el tiempo a través de intereses, pero que al propio tiempo sea deducible del Impuesto sobre la Renta (ISR).

“Proponemos debatir y diseñar –sobre la base de estudios- un fondo híbrido con la censantía, que sea una suerte de seguro de desempleo y al propio tiempo un esquema de ahorros con bajo costo de intermediación financiera para que la cesantía no se devalúe en el tiempo”, manifestó la entidad empresarial.

La AEIH convocó a los trabajadores a dar forma a esa idea, para cuya materialización se requerirían estudios actuariales serios. “El actual modelo de cesantía no es seguro; si una empresa quiebra, se dificulta la recuperación de esos fondos por parte de los trabajadores, pero además –al representar un costo tan alto no deducible, muchas empresas están en quiebra y no lo saben, a causa del pasivo laboral”, manifestó.

Por otro lado, la AEIH dijo que tampoco está a favor de la  de las horas laborables e indicó que resultaría mucho más beneficioso, tanto para el trabajador como para la empresa, un modelo de incremento de la productividad, que no limite el tiempo disponible para la capacitación y esparcimiento de los trabajadores.

La organización empresarial sostuvo que no avala cambios en la legislación laboral que se presten a distorsiones en empresas usuarias de mano de obra no calificadas, aumentando de tres a seis meses el período de servicios en que un trabajador adquiere derechos a través del Código Laboral.

Asimismo, objetó que se establezcan largos períodos de pasantía para los jóvenes que aspiran a ingresar formalmente al mercado laboral y –al contrario- propugnó por estimular el empleo juvenil con una plataforma de formación y transmisión de experiencia desde las mismas empresas. “Renovar la fuerza de trabajo es tambien un deber si queremos mejorar la productividad del trabajo”, indicó.

La AEIH deploró que en el país existan segmentos empresariales que cuidan más sus activos, como edificaciones y maquinarias, que a sus propios trabajadores