Según nuestro corresponsal, Luis Manuel Báez, el ayuntamiento, ordenó el cierre del establecimiento de expendio de combustible de manera administrativa.

SANTO DOMINGO.-Afectados por la explosión de una envasadora de gas propano en la comunidad de Limonal en Licey al Medio, protestaron próximo a sus instalaciones para que las autoridades procedan al cierre definitivo.


Según nuestro corresponsal, Luis Manuel Báez, el ayuntamiento, ordenó el cierre del establecimiento de expendio de combustible de manera administrativa.


Los manifestantes sostienen que ademas de las autoridades, los propietarios de Coopegas, deben de responder por los daños causados a las familias afectadas y que han perdido a ocho de sus parientes.


Insisten que las operaciones de esa envasadora, deben de mantenerse cerradas y así evitar daños mayores.



En la comunidad de Limonal, donde sucedió la tragedia, dicen que desde hace tiempo ese problema existía  y que sus propietarios nada hicieron para corregirlo.


Sobre el particular, los ejecutivos de Coopegas, mediante un comunicado, dijeron lamentar lo sucedido, asegurando que se mantendrán en contacto con los afectados, a fin de resarcir los daños causados por esa explosión.


Con relación  a los menores que permanecen ingresados en la Unidad de Quemados del hospital Arturo Grullón, la dirección médica informó que su cuadro clínico sigue siendo de pronostico reservado.