Dijo que, con la recuperación de los platanales, que ya empezó lentamente y en los próximos meses va a seguir aumentando, y las siembras hechas, más la reducción del frío, se tendrá abundancia.     

SANTO DOMINGO.- El costo de los víveres en la República Dominicana se han disparado en las últimas semanas especialmente el alza del precio del plátano, y sobre esto el ministro de Agricultura, Limber Cruz, reiteró este jueves que la producción ha estado bajando por los efectos del huracán Fiona en septiembre de 2022 y los tornados que afectaron zonas altamente productivas el año pasado.

“Por el momento, no somos magos para esperar que, en estas circunstancias, haya abundancia de plátanos, porque no la va a haber, pero sí en los meses venideros, con la siembra y la recuperación de los sembradíos, vamos a tener muchos plátanos”, expresó el titular de la cartera de Agricultura.

De acuerdo a varias denuncias de moradores en diferentes partes del país, el precio del plátano  en colmados y supermercados se hallan entre 25 y 35 pesos por un plátano.

El funcionario explicó que la producción de plátanos en diciembre baja porque el frío afecta la productividad de esa musácea en el país.

Además, insistió en que las zonas más productivas de plátanos fueron afectadas por un tornado, arrasando las plantaciones.

“Ese triángulo: La Vega, Moca y Salcedo, fue tierra arrasada, pero luego, para rematar, vino Fiona y afectó ocho o nueve provincias, de las cuales tres o cuatro son altamente productora de plátanos”, indicó el ministro.

Estabilidad

Ante el pasado panorama, Cruz dijo: “Entonces, no podemos esperar que el plátano esté a buenos precios ahora, pero sí, yo quiero decirle al país, que nosotros hemos sembrado más cantidad que la que acostumbramos a sembrar”.

Dijo que, con la recuperación de los platanales, que ya empezó lentamente y en los próximos meses va a seguir aumentando, y las siembras hechas, más la reducción del frío, se tendrá abundancia.

Cruz ofreció sus declaraciones desde Las Galeras, Samaná, en donde inició la reparación de 44 kilómetros de caminos vecinales.