Foto de archivo

SAN JUAN, República Dominicana.- Ramas de árboles fueron derribadas este viernes en esta provincia, tras fuertes lluvias con ráfagas de viento.

El torrencial aguacero acompañado de granizo generó temor entre moradores residentes en barrios de la periferia.

En calles céntricas de la ciudad se observaron árboles tirados en medio de las calles, lo que obstaculizó el tránsito vehicular.

Una fuerte sequía afectó al valle de San Juan durante varios meses, generando pérdidas en la agricultura y la ganadería.