La propuesta estratégica es parte del “Programa de Innovación y Remanufactura” de los sectores de plástico y construcción que implementa la AIRD con el apoyo del laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, el BID-Lab.

Santo Domingo.- La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) presentó dos planes estratégicos que son herramientas clave que servirán para que en República Dominicana avance ante los desafíos que se tienen en materia de economía circular en el segmento de los residuos de la construcción y demolición y en el segmento de los envases y embalajes plásticos.

 

La propuesta estratégica es parte del “Programa de Innovación y Remanufactura” de los sectores de plástico y construcción que implementa la AIRD con el apoyo del laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, el BID-Lab.

 

En específico, se trata de dos planes estratégicos: Plan Estratégico para los Residuos de Envases y Embalajes de Plástico y el Plan Estratégico para los Residuos de Construcción y Demolición (RCD). Ambos fueron realizados por la firma consultora internacional IKEI Research & Consultancy, con la participación de numerosas empresas e instituciones vinculadas a estas industrias. la problemática

 

“Para alcanzar el propósito de instaurar un modelo de economía circular se requiere nada más y nada menos que planes estratégicos, que nos guíen, que nos indiquen con claridad procesos y responsabilidades, etapas, mediciones. Es lo que hoy aquí presentamos”, expresó Celso Juan Marranzini, presidente de la AIRD al iniciar la actividad.

 

Afirmó que estos planes establecen las líneas de acción necesarias para desarrollar cadenas logísticas de acopio y valorización que puedan sentar las bases para la creación de una industria recicladora que consolide el ciclo de la economía circular en el país.

 

Se espera que los Planes profundicen el cambio de conducta. Involucran a actores públicos y privados como el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MIMARENA), la AIRD, ADIPLAST, la Fundación Nueva Vida para los Residuos (NUVI), las asociaciones de municipios, las empresas de gestión de residuos, ECORED, el sector de los Hoteles y Restaurantes, los recicladores informales, productores, importadores y comercializadores, medios de comunicación y la ciudadanía.