SANTO DOMINGO.- Al día de hoy las autoridades de salud reportan que han muerto 136 de las 216 personas intoxicadas con metanol por consumo de clerén adulterado, una bebida artesanal de producción y comercialización ilegal.

Otras 80 personas se mantienen con vida aunque el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, no dijo si estaban hospitalizadas o en sus casas.

Los casos han sido reportados en Santo Domingo, San Pedro, Hato Mayor, Mao, Independencia y Esperanza, según una gráfica compartida por Salud Pública.

En días pasados el funcionario informó que entre los afectados habían personas de entre 10 y 19 años y reportes de prensa señalan a un niño de 10 años como víctima mortal entre los intoxicados.

Según las pruebas que han realizado a la sustancia, explicó Sánchez Cárdenas en intervenciones anteriores, se determinó que el porcentaje de metanol en el cuerpo de las víctimas era superior al 50 por ciento, haciendo la bebida mortal.