Un gran estruendo provocó la situación, generando pánico entre los afectados, quienes aseguraron que no pudieron volver a conciliar el sueño esa noche.

SANTO DOMINGO.- Tras incendiarse el cableado  del tendido eléctrico y caer al suelo, dejando al menos 200 casas sin luz en la calle Interior del Ensanche Espaillat, los afectados protestaron  para exigir que se corrija la avería que los ha  mantenido sin el servicio por tres días.

Un gran estruendo provocó la situación, generando pánico entre los afectados, quienes aseguraron que no pudieron volver a conciliar el sueño esa noche.

Además de la incomodidad que les genera no tener luz, los afectados temen que los cables tirados en la calle puedan provocar un accidente fatal.

Varias familias en la calle Interior en el Ensanche Espaillat del Distrito Nacional, aseguraron que tras la situación el calor los obligaba mantenerse fuera de casa la mayor parte del día y la noche.

Al pedir a las autoridades que acudan en su auxilio, los afectados afirmaron que todos están al día en el pago de su servicio.