En estos momentos más de 50 agentes de la Policía intentan derribar las viviendas que quedan pese a que los familiares se niegan salir de ellas porque aseguran no tienen a donde ir.

SANTO DOMINGO, República Dominica.-Al menos 10 familias que supuestamente reocuparon terrenos de la Vieja Barquita, quedaron a la intemperie luego de que sus viviendas fueran derribadas como parte de los trabajos de desalojo.

Mientras que a las más de 15 familias que permanecen allí les fue dado un plazo hasta mañana para que desocupen el lugar. Miriam Castillo junto a sus cuatro hijos estuvieron a punto de pasar la noche en la calle.

Kenia Dominga no corrió con la misma suerte, narra que en horas de la madrugada mientras dormía su casa fue derribada.

Las más de 10 familias desalojadas se vieron obligadas a trasladar sus ajuares a casa de familiares y amigos. Los afectados calificaron el hecho como un atropello.

Durante toda la tarde, decenas de agentes de la policía estuvieron apostados en el lugar.

Este jueves el Ministerio de Medio Ambiente realizará el acto de reforestación de la Vieja Barquita y estará encabezado por el presidente Medina.