Al referirse al Fondo de Asistencia Social entregado a los legisladores, Alburquerque, consideró que no debe ser eliminado sino más bien, transparentado, ya que es una forma que tienen los senadores y diputados de ayudar a las personas más vulnerables de sus demarcaciones.

SANTO DOMINGO.- El ex presidente del Senado, Ramón Alburquerque, dijo este miércoles, que no importa que los senadores vendan las exoneraciones, porque al final, resulta más económico para el estado dar ese beneficio a los legisladores que mantener la flotilla de cualquier entidad o encargado de departamento que tienen vehículos asignados y nadie dice nada.

Durante su participación en la entrevista central de El Despertador, el fundador y dirigente del Partido Revolucionario Moderno, manifestó que el estado les ofrece esa facilidad a los representantes de la Cámara Alta, porque muchos no cuentan con los recursos económicos para la adquisición de un medio de transporte que le permita ejercer sus funciones con eficiencia.

“Un funcionario de esa jerarquía es para que tenga dos o tres vehículos del estado. Porque lo único que le da el estado a los senadores y diputados son las dos exoneraciones, para que si tienen con que comprar un vehículo lo haga… piénsenlo, sale infinitamente más barato”.

Al referirse al Fondo de Asistencia Social entregado a los legisladores, Alburquerque, consideró que no debe ser eliminado sino más bien, transparentado, ya que es una forma que tienen los senadores y diputados de ayudar a las personas más vulnerables de sus demarcaciones.

“Hay muchos senadores que no tienen riqueza y que llegan al Congreso por sus méritos. Cómo se explica que alguien tan importante en su provincia no cuente con recursos para ayudar a su gente”, apuntó.

Sin embargo, condenó que legisladores se atrevan usar nombres de personas en pobreza para sustraer fondos económicos del barrilito, porque eso si constituye una acción de “crueldad y perversidad humana”.

Entrevista integra: