Polanco admitió que hubo debilidades, por lo que las tomaran en cuenta para prepararse para que no ocurran de nuevo.

 

SANTO DOMINGO.- A pesar del desorden que causaron las fiestas en Las Terrenas, Samaná, el alcalde la ciudad Eduardo Esteban Polanco, admitió que hubo "debilidades" por lo que las tomaran en cuenta para prepararse para que no ocurran de nuevo.

Resaltó que durante el asueto de la Semana Mayor no se registraron fallecidos, ni "accidentes de importancia".

"Esas particularidades que se dan en estos polos nosotros gracias a dios junto con las demás autoridades pudimos hacer el trabajo. Estamos a expectativas de organizar para el próximo año planes con relación a las debilidades que tuvimos durante este año", manifestó en la entrevista central de El Despertador.