BOCA CHICA, República Dominicana.-El síndico de Boca Chica y el director del Distrito Municipal de La Caleta en la provincia Santo Domingo, están enfrentados por la línea que divide ambas localidades.

El impasse se ha elevado a niveles tales que empleados de ambos cabildos han pintado los postes de luces para marcar sus respectivos territorios.

Los postes amarillos indican el territorio del Distrito Municipal de La Caleta. Mientras que los azules marcan el espacio que corresponde al municipio de Boca Chica.

El conflicto entre ambos ediles inició cuando la Oficina Nacional  de Estadísticas (ONE), marcó la línea divisoria para realizar el IX Censo Nacional de Población y Vivienda.

Mediante el Censo se establece la cantidad de habitantes y al aumentar los munícipes también se incrementan los recursos, que es el punto nodal del problema.

De acuerdo al director de La Caleta, Jesús Mercedes, ambas localidades están divididas en el cruce conocido como “Brisas de Causedo”, Pero el de Boca Chica, Daniel Ozuna,  afirma que la división está en la calle 22.

Radhamés Castro fue quien, como diputado, propuso la ley y aunque dio la razón al Ozuna,  pidió un acuerdo para resolver el problema y se dediquen a trabajar por sus comunidades