La Dirección de Ética considera que “tranquiliza” que Cabrera haya ido a la Procuraduría General de la República (PGR) y al Minerd por ponerse a disposición de los investigadores.

SANTO DOMINGO.- Ante la denuncia al Ministerio de Educación que realizó la madre de la niña desaparecida Carla Massiel, la señora Yolandita Cabrera, la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (Digeig) califica la supuesta extorsión, que asciende a 1,185 millones de pesos, según los abogados de Cabrera, como “la más amplia, colectiva, silente y masiva que se haya realizado en la República Dominicana”.

Supestamente, según la denuncia de la señora Yolandita Cabrera, desde el Ministerio de Educación  le cobran un 30% de lo que le corresponde como parte de sus prestaciones laborales tras ser desvinculada de dicha entidad.

La Dirección de Ética considera que “tranquiliza” que Cabrera haya ido a la Procuraduría General de la República (PGR) y al Minerd por ponerse a disposición de los investigadores.

La entidad considera que, pese a no llevar la investigación respecto al caso, hubiera hecho lo propio por no contar con las atribuciones judiciales sobre el particular.

La denuncia que hizo la señora Cabrera establece que a 39,500 servidores públicos le pedían 30 mil pesos de sus prestaciones laborales a cada uno para agilizar el pago que les corresponde por ley tras su desvinculación del Minerd.