Refugiados

SANTIAGO DE CHILE, Chile.- El Gobierno de Chile ordenó este martes mantener la alerta de tsunami y que el Ejército patrulle junto con la Policía las calles de la ciudad norteña de Iquique, donde más de 300 reclusas huyeron de la cárcel aprovechando el terremoto de 8,2 grados Richter que sacudió el norte del país.

La evacuación de la población que vive en el borde costero de todo el país, decretada a los pocos minutos del temblor a causa del tsunami que se generó, se mantendrá durante las próximas seis horas hasta que el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) confirme que ya no hay peligro, anunció el ministro del Interior, Rodrigo Peñaililo.

Peñailillo agregó que, a tenor de la fuga masiva de las presas de la cárcel de Iquique se decidió de manera preventiva que unos 300 militares, en coordinación con los carabineros, se hagan cargo de la seguridad en Iquique, adonde en las próximas horas llegarán un centenar de miembros de las fuerzas especiales de la policía para evitar desórdenes y eventuales saqueos.