A esto se suma el retraso en la llegada de las botellas importadas, así como la materia prima para su elaboración en el país.

SANTO DOMINGO.- La alta demanda de botellas de agua producto de la ola de calor ha generado escasez del líquido, motivando la limitación de los fardos en los lugares de expendio.

A esto se suma el retraso en la llegada de las botellas importadas, así como la materia prima para su elaboración en el país.

Además de las altas temperaturas, el retraso en la llegada de botellitas importadas mantiene una marcada escasez del líquido envasado en los colmados, supermercados, distribuidoras y otros lugares de expendio.

Personas que compran los fardos para venderlos en sus negocios contaron lo difícil que ha sido los últimos días conseguir la cantidad que necesitan para suplir la demanda de sus clientes.

Mientras que algunos aseguraron no haber tenido inconvenientes para obtener las unidades que usualmente compran.

En algunas plantas de agua, como la Hermanos Villar, se limita la venta a dos fardos por persona debido a la alta demanda, situación  que es similar en supermercados.

El precio de las botellas y  fardos de agua mantienen su precio regular en todos los establecimientos.