La oficina de meteorología no puede tomar medidas cada vez que se avecine una nube de polvo, pero es su deber informar cuando hay concentraciones son elevadas, aseguró Gloria Ceballos.

SANTO DOMINGO.- El calentamiento global provocado por el cambio climático es el responsable de las altas temperaturas que no solo se han registrado en la República Dominicana, sino en otras partes del mundo, siendo el Polvo del Sahara un ingrediente para un clima más caluroso y un aire seco, pero ¿que tan nuevo es el Polvo del Sahara en el país?, ¿que tan malo puede llegar a ser?, ¿se debe estar siempre alerta de su presencia? son las preguntas que respondió la directora de Onamet, Gloria Ceballos, en la entrevista central de El Despertador.

Ceballos indicó que las partículas más finas que se desprenden de las tormentas de arena en el Desierto del Sahara y traídas desde África por los vientos alisios siempre han estado presente en las Américas, pero que ahora hay más mecanismos y más tecnología para detectar las nubes de polvo que se acercan, explicó.

Dijo que antes se llamaba "bruma" al cielo opaco y grisáceo, pero ahora que se cuenta con sátelites y otras herramientas de tecnología avanzada para determinar que se trata de polvo proveniente del Sahara que cubre el territorio nacional.

La directora de la Oficina Nacional de Meteorología indicó que el Polvo del Sahara ocasiona alergias sobre todo a las personas con dificultades respiratorias, pero aseguró que no es totalmente perjudicial, pero mencionó como ejemplo que el Amazonas, el gran pulmón del mundo, se alimenta de éstas partículas, debido a los minerales que contiene.

Gloria Ceballos advirtió que, cuidando la importancia de las alertas, desde la oficina no pueden tomar medidas cada vez que se avecine una nube de Polvo de Sahara, resaltando que al pasar una onda tropical esta arrastra consigo partículas..

Sin embargo, aclaró que desde Onamet tienen el deber de hacer las recomendaciones de lugar cuando las concentraciones del Polvo del Sahara sobre el territorio nacional son elevadas.

Por lo que explicó que cuando hay una concentración mayor a los 200 micrones por metro cúbico, es que se comienza a considerar y a generar problemas, mientras no es necesario tomar medidas extremas, pero si recomendó hidratarse, usar mascarillas y vestir ropa clara.

La titular de Onamet por más de dos décadas advirtió que otro elemento que influye en las temperaturas elevadas en las demarcaciones, sobre todo, en el litoral del Mar Caribe, es la sensación térmica, la que puede elevar hasta seis grados la sensación de calor con respecto a la temperatura que marca el termómetro.