Culpan al Gobierno de darle los pollos importados congelados a los supermercados y a los granjeros.

SANTO DOMINGO.- La ampliación de permisos para la importación de pollo no ha sido suficiente para estabilizar los precios de esa carne, que no baja de 75 pesos por libra ante las quejas de amas de casa y comerciantes, que exigen medidas urgentes para fijar las tarifas.

Belkis Almonte, madre de cinco hijos, asegura que su familia, que hasta hace poco comía pollo cuatro veces a la semana, se ha visto obligada a reducir el consumo de esa carne a la mitad y sustituirla por berenjena o huevos.

Aunque el Gobierno autorizó la importación de 50 furgones de pollo para evitar la especulación de precios, los comerciantes aseguran que sus proveedores les venden el producto a 55 pesos por libra.

Culpan al Gobierno de darle los pollos importados congelados a los supermercados y a los granjeros.

La escalada alcista de precios, acompañada de escasez, comenzó hace dos meses como consecuencia de la peste porcina africana que ha matado a miles de cerdos y aumentó de un día para otro el consumo de pollo.

Las amas de casa dicen estar desamparadas en medio de la crisis económica y pidieron al Gobierno buscar una solución inmediata.