REDACCIÓN.- Amnistía Internacional afirmó este viernes que  las autoridades de la República Dominicana deben abordar los “alarmantes niveles de violaciones a los Derechos Humanos en el país”, particularmente a manos de la Policía.

La entidad clamó porque se asegure que los responsables de las alegadas violaciones sean llevados ante la justicia. Este pedido se produjo antes de la comparecencia del país ante a un órgano de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Entre el 12 y 13 de Marzo, el Comité para los Derechos Humanos de Naciones Unidas evaluará la actuación de la República Dominicana en materia de Derechos Humanos.

“El estado de los Derechos Humanos en la República Dominicana es extremadamente preocupante,” dijo Chiara Liguori, investigadora sobre el Caribe de Amnistía Internacional. “En muchos casos, la República Dominicana tiene buenas leyes para proteger al pueblo dominicano, el problema es que no son implementadas de manera efectiva.”

El 12 de Marzo, las autoridades de la República Dominicana presentarán un documento detallando las medidas que han tomado para cumplir con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), que protegen Derechos Humanos como el de no ser torturado o sufrir discriminación.

Amnistía presentó al Comité un informe alternativo que examina algunos de los alegados abusos a los Derechos Humanos que enfrentan las personas en la isla caribeña – incluyendo “los niveles alarmantes de asesinatos policiales y casos de tortura por parte de la policía, la discriminación contra migrantes haitianos y dominicanos de origen haitiano, los altos niveles de violencia contra las mujeres y las amenazas contra periodistas”.

Se indicó además que otras organizaciones defensoras de los Derechos Humanos también presentaron informes alternativos.

La última vez que el Comité de Derechos Humanos evaluó el respeto a los Derechos Humanos en la República Dominicana fue en 2001. Este país ratificó el pacto en 1978.

En Octubre de 2011, Amnistía Internacional publicó un informe sobre abusos de Derechos Humanos cometidos por la Policía en la República Dominicana.