Londres.- Amnistía Internacional (AI) consideró este martes un "paso positivo" la detención del ex presidente Jean-Claude Duvalier en Haití, aunque estima "insuficiente" que tan sólo se le acuse formalmente del cargo de corrupción.

AI pidió el lunes al Gobierno haitiano que pusiera a disposición de la Justicia a Duvalier, que el domingo llegó por sorpresa a Puerto Príncipe, para que responda de los abusos de los derechos humanos cometidos por su régimen en las décadas de 1970 y 1980.

En respuesta a la detención del llamado "Baby Doc" Duvalier, el experto de AI en Haití, Javier Zúñiga, señaló en un comunicado desde Londres que la detención constituía un "paso positivo", pero añadió que "no es suficiente acusarle formalmente solo de corrupción".

"Si se quiere hacer verdadera justicia en Haití, las autoridades haitianas tienen que abrir una investigación sobre la responsabilidad de Duvalier por los múltiples abusos de los derechos humanos que se cometieron bajo su mandato, que incluyen tortura, detenciones arbitrarias, violación, desapariciones forzosas y ejecuciones extrajudiciales", señala Zúñiga.

"Baby Doc", que gobernó en el país entre 1971 y 1986, llegó a Puerto Príncipe en un vuelo de la compañía Air France procedente de París y fue recibido por una multitud y acogido en la sala diplomática del aeropuerto, según informaron emisoras locales.

Casi 25 años después de que se exiliara a Francia tras la violenta revuelta que lo derrocó, AI cree que es necesario hacer justicia a las miles de personas que fueron torturadas y ejecutadas o que desaparecieron durante el régimen de Duvalier