Magaly Ramírez, quien actualmente es una envejeciente de 70 años, vive además con precarias condiciones económicas.

SANTO DOMINGO.- Con sus dos hijos encerrados ha tenido que convivir por 20 años una mujer en Azua, debido a que estos presentan trastornos mentales salud mental.

Magaly Ramírez, quien actualmente es una envejeciente de 70 años, vive además con precarias condiciones económicas, por lo que solicita la ayuda de las autoridades y quienes puedan solidarizarse con su situación.