Rafael Mena consideró las declaraciones del presidente del CMD como una expresión narcoterrorista.

SANTO DOMINGO.- La Ley 87-01 que rige el Sistema Dominicano de Seguridad Social, no fue una decisión del Estado Dominicano, sino de los intereses financieros internacionales, según el presidente de la Asociación de Clínicas Privadas (ANDECLIP).

“La Ley de Seguridad Social no fue una decisión de la República Dominicana sino del capital financiero internacional”, declaró Rafael Mena al precisar que se hizo de esa manera para que la salud este dominada por esos sectores económicos.

“Son ellos que dan las ordenes aunque eso le guste o a mucha gente no le guste”, indicó el presidente del ANDECLIP.

Mena indicó que ANDECLIP lleva años luchando para modificar la Ley 87-01, ya que la indexación en salud debe ajustarse según la inflación indicada por el Banco Central.

Precisó que luego de la entrada en vigencia de la Ley 87-01 la inflación ha sido superior al 105%.

Al ser entrevistado en el programa El Despertador que se transmite de lunes a viernes por Color Visión, Canal 9, el presidente de la Asociación de Clínicas Privadas informó que hace tres años se ajustó un 15% solo a laboratorios e imágenes.

Agregó, que el ministro de Trabajo Miguel DeCamps presentó ante el Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) su propuesta de ajuste inflacionario de un 25% inicial.

Sobre las declaraciones de Senén Caba

Al referirse a las expresiones del presidente del Colegio Médico Dominicano, indico no saber que llevó a Senén Caba a referirse de esa manera sobre él, y las consideró como una expresión narcoterrorista.

Entiende que el presidente del CMD no supo interpretar sus declaración y se precipito al tipificarlo.

Aclaró que las clínicas tienen contratos con las ARS por lo que deben notificar ante la suspensión de los servicios y se debe hacer mediante una asamblea.

“Los médicos son diferentes se manejan con códigos de prestadores”, precisó Mena al aclarar que las clínicas tienen sus planteles abiertos a los afiliados de cualquier ARS, pero si un médicos no quieren prestar sus servicios, ANDECLIP no tienen como imponer que lo hagan.

“Los consultorios son rentados en su gran mayoría, una cosa son los médicos y otras son las clínicas”, aclaró Mena.

No obstante, el presidente de ANDECLIP informó que han tenido acercamiento con las ARS y el Conep, pero que de éstos no cumplir con sus propuestas las clínicas les suspenderán los servicios aunque se hará mediante asamblea, ya que ellos no se manejan de forma anarquista.

Preciso que el método de lucha de Andeclip ha sido recurrir al CONEP y las ARS a negociar, “si no interpelan al llamado las clínicas se van a parar”.

No obstante, expresó que “no podemos aguantar más, si no se lleva a cabo el dialogo no están llevando a un callejón sin salida y vamos a tener que hacer lo mismo que el Colegio Médico Dominicano”.

“Vamos a seguir luchando por una modificación a la Ley 87-01, vamos a ver que entiende el capital financiero”, declaró el doctor.

Los privilegiados del sector

El presidente de ANDECLIP denunció que las clínicas privadas tienen que pagar los impuestos al Estado, mientras otras instituciones que dan servicio no lo hacen como la Plaza de la Salud y Cedimat, a pesar que sus servicios a los pacientes son costosos.

“No solo esos, a más de una que reciben entre un millón y medio millón mensuales como Corazones Unidos”, dijo Mena.

Indicó desconocer cuales clínicas han recibido los préstamos de 2 mil millones que anunció el presidente Abinader a las clínicas privadas, ya que el Banco de las Exportaciones “Bandex” les dice que no califican cuando intentan hacer la solicitud.

En ese mismo orden, denunció que el Hospital Metropolitano de Santiago (Homs) ha sido privilegiado desde un principio y fue beneficiado con un préstamo de 46 millones de dólares en el Banco del Reservas.

Mena, informó que todo esto sucede mientras que las mayorías de las clínicas en Santo Domingo están quebradas, debido a que no han recibido los ajustes de las ARS, así como al aumento de los salarios de su personal y los servicios de las clínicas.

“La energía eléctrica ha aumentado más de 1000% luego de la entrada en vigencia de la Seguridad Social”, “la comida que se sirve en las clínicas también ha aumentado al igual que a la población”, manifestó Mena al precisar que las ARS siguen pagando lo mismo por el costo de las habitaciones.