Noticiassin.com conversó antes del fallo con Carlos Salcedo, abogado de Bautista, quien definió las investigaciones de los fiscales como una “Oportunidad perdida del Ministerio Público para darse la credibilidad que no tiene, con una investigación que debió ser seria y objetiva”.

SANTO DOMINGO.-El exsenador del Senado, Andrés Bautista, quedó inocente del caso odebrecht luego de que el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional lo absolviera de la acusación por delitos de soborno, prevaricación, falsedad, enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

En las conclusiones las juezas Giselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo indicaron que no existieron los hechos por los que el Ministerio Público acusa a Bautista.

Noticiassin.com conversó antes del fallo con Carlos Salcedo, abogado de Bautista, quien definió las investigaciones de los fiscales como una “Oportunidad perdida del Ministerio Público para darse la credibilidad que no tiene, con una investigación que debió ser seria y objetiva”.

Agregó que en la fase de investigación preliminar, medidas de coerción y fase preparatoria o de investigación propiamente dicha, el Ministerio Público realizó un trabajo penoso, subjetivo, sesgado, oportunista, pobre, politiquero y que respondía a una agenda contraria a los fines de la justicia: la búsqueda de la verdad con las debidas garantías para los procesados.

 

“De parte del juez de la instrucción especial de la SCJ se trató de un trabajo acomodado a las olas gubernamentales e internacionales y con serias debilidades jurídicas, caracterizado por decisiones endosatarias, en su mayoría, de las posiciones oficiales reflejadas en el Ministerio Público”, dijo Salcedo.

También dijo que enfocó su defensa en que los hechos imputados no tienen relevancia penal en cuanto a Andrés Bautista “este no cometió ninguno de los hechos acusados. Además, hicimos una defensa activa, propositiva, dirigida a demostrar que los elementos de pruebas del Ministerio Público eran inservibles, inútiles, irrelevantes e impertinentes, además de ser ilegales y no poder ser incorporados al juicio, por lo que debían ser excluidos, como en efecto logramos, y aún si quedaban algunos elementos no podían ser valorados con fines de condena”, insistió.