Residentes en zonas afectadas, aseguran que la falta de luz es una constante y afecta sus actividades diarias.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Con la entrada al sistema eléctrico de 200 megavatios de varias plantas que no operan de manera regular, la CDEEE espera que las largas jornadas de apagones comiencen a ceder.

En los barrios más afectados por la falta de electricidad, el anuncio llega con escepticismos.

Las plantas que entraron al sistema, aunque su operación tiene un costo elevado, son Haina TG, que aportará 100 megavatios, San Felipe, que inyecta 100 megavatios, y Metaldon que de 40 megavatios de capacidad, sólo aporta cerca 10.

Esas generadoras están siendo introducida al sistema en estos momentos pero por un asunto de burocracia con lo que tiene que ver con el combustible exonerado y al disponibilidad de combustible por parte de REFIDONSA para que puedan operar, hubo algunos atrasos que han de ser corregidos en el trancurso del día.

El administrador General de Edesur, Radhamés Del Carmen, afirmó que los circuitos que llegan a 24 horas operan de manera normal, aunque aclaró que las tres distribuidoras tienen un déficit de 506 megavatios.

Y digamos que la demanda que no estamos pudiendo atender en estos momentos anda por los 160 y 170 megavatios.

Del Carmen garantizó que las distribuidoras están preparadas para ofrecer energía a la población.

Ahora para nosotros dar energía con esos circuitos que antes tenían grandes pérdidas y ahora ya están las perdidas controladas, tiene la generación que funcionar.

Los residentes entrevistados dijeron esperar qué tal y como informó la CDEEE ya comiencen a mermar los apagones.