Pese a la crisis, salir vestido y calzado con artículos nuevos y con precios accesibles se puede resolver en cuestión de minutos en las boutiques de los barrios populares.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- Pese a las quejas por los incrementos de precios de las mercancías importadas, incluida la ropa nueva y de paca, las tiendas y la población buscan alternativas para hacer frente a las alzas y tener lista “la pinta" navideña y de Año Nuevo.

Aún con las esperanzas de rescatar la temporada navideña y de que sus ventas logren una mejoría en las próximas semanas, comerciantes de ropa del Gran Santo Domingo explicaron que la crisis en el tráfico internacional de mercancías retrasó y encareció sus pedidos, muchos de los cuales aún no llegan.

Debido a esa situación, algunos comerciantes optaron por surtir sus tiendas con mucha antelación y ahora temen que muchas de las mercancías que están en bodega no se vendan en esta temporada, cuando la población invierte una parte del doble sueldo para compra su “pinta navideña”.

Pese a la crisis, salir vestido y calzado con artículos nuevos y con precios accesibles se puede resolver en cuestión de minutos en las boutiques de los barrios populares.

Por ejemplo salir con un atuendo de una de esas tiendas puede costar entre mil 500 y dos mil 900 pesos.

De su lado, los jóvenes indicaron que no comprarán sus atuendos para la navidad y se pondrán sus “pintas” del año pasado debido a la falta de dinero y los altos precios que tienen las ropas.

Los comerciantes indicaron que tienen esperanza de que en los próximos días sus ventas se incrementen, ya que durante este mes de noviembre estuvieron por el suelo.