El jefe de Estado dominicano hizo un llamado a la OEA y su secretario general, Luis Almagro, a que jueguen un papel determinante en la batalla contra la crisis haitiana y de esa manera ayudar al vecino país.

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader advirtió este jueves ante el Consejo Permanente de la OEA que Haití vive una “guerra civil de baja intensidad” que no sólo amenaza a su población, sino a la seguridad de República Dominicana, por lo que demandó al organismo hemisférico a actuar con urgencia.

Además el mandatario sugirió a la OEA colaborar de la manera siguiente:

  • Mejorar la seguridad de ciertas infraestructuras críticas, especialmente sus puertos y aeropuertos
  • Asistir en la creación mecanismos para el control de armas y municiones que llegan a manos de organizaciones criminales
  • Que la OEA, coordine con países miembros y la ONU, la capacitación, entrenamiento y suministro controlado de las fuerzas de seguridad pública, es decir la Policía Nacional Haitiana
  • Colaborar con las autoridades haitianas para organizar un proceso electoral que dé como resultado un gobierno y autoridades electas con liderazgo, legitimidad y respaldo popular

En su discurso, el primer mandatario como punto principal ante el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos fue la crisis sociopolítica que afecta a Haití. Abinader manifestó que la crisis haitiana afecta de manera directa a la seguridad de la República Dominicana.

Además, Abinader enfatizó que se debe actuar con responsabilidad y se debe actuar ahora.

El jefe de Estado dominicano hizo un llamado a la OEA y su secretario general, Luis Almagro, a que jueguen un papel determinante en la batalla contra la crisis haitiana y de esa manera ayudar al vecino país.

Este jueves, el gobierno dominicano anunció el cierre de su embajada en Puerto Príncipe, y los consulados que tiene desplegados en territorio haitiano debido a la inseguridad. Asimismo, anunció la evacuación de su personal civil. Igualmente garantizó que la frontera está resguardada.

Además de la OEA se espera la próxima semana el presidente vuelva abordar el tema en la Asamblea General de ONU