Informaron que mañana marcharán hasta el Palacio Nacional y la MESCYT y que sus manifestaciones culminarán con el cierre general de las actividades en la universidad.

SANTO DOMINGO.- Miembros de la Asociación de Empleados Universitarios (ASODEMU), de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), convocaron hoy a movilizaciones internas en la Sede con el fin de continuar con los reclamos para el reajuste salarial y otras reinvindicaciones, ante el incumplimiento del acuerdo al que llegaron en febrero con las autoridades.

Reinaldo Aybar, presidente de ASODEMU, afirmó que el Gobierno Central y la Rectoría han cometido “faltas y fallas” en el cumplimiento de dicho acuerdo, que disponía de un aumento del diez por ciento al salario de los servidores de la UASD, por lo que la organización ha retomado los reclamos para que las autoridades respondan a las necesidades de los agremiados.  

“Nuestra universidad para estar abierta, para ser inclusiva, para todos los hijos de los más desposeídos,  necesita el presupuesto correspondiente para poder operar”, resaltó Aybar.

Asimismo, el presidente de la asociación manifestó estar de acuerdo con la creación de más extensiones de la universidad a nivel nacional, sin embargo, entiende que estas instalaciones también necesitan empleados, maestros e instrumentos, por lo que se deben tener un presupuesto que les permita disponer de un seguro médico y un plan de retiro, los que en la actualidad se encuentran “en el suelo”.

En el día de hoy, Aybar informó que, a parte de las movilizaciones internas y el “piquete” frente a la Rectoría, sostendrán una rueda de prensa y mañana tienen programada una marcha hasta el Palacio Nacional y el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCYT) y que continuarán toda la semana con estas actividades hasta el cierre general de las operaciones en la universidad, aseguró.

En febrero se acordó, además del aumento de un 10 por ciento al salario de parte del gobierno, la nivelación de la mensualidad de los docentes y empleados jubilados y que la universidad recibiría una partida del presupuesto complementario para paliar el déficit, entre otros.