La imprudencia de algunos es uno de los factores que inciden para que se mantengan los casos de COVID-19, de acuerdo a algunos dominicanos que entienden que las medidas deben ser más drásticas.

SANTO DOMINGO.-  Ante la aparición del primer caso confirmado de ómicron en el país, ciudadanos proponen adicionar nuevas medidas para aplicación inmediata en medio de las festividades navideñas, incluyendo la imposición de los toques de queda, a fin de reducir el impacto de la nueva variante del COVID-19, que ya tiene presencia en más de cien países, los cuales han decidido establecer algunas acciones preventivas para detener el avance del virus.

La propagación de la nueva cepa es la mayor preocupación de los dominicanos, quienes consideran que el Gobierno debe actuar inmediatamente ante la confirmación del primer caso.

Manifestaron que pese a que la población se encuentra inmersa en las actividades navideñas, debe ser menos flexible con las disposiciones sanitarias.

La imprudencia de algunos ciudadanos es uno de los factores que inciden para que se mantengan los casos de COVID-19, de acuerdo a algunos dominicanos que entienden que las medidas deben ser más drásticas.

Sin embargo, otros dominicanos entienden que las medidas no deben ser tan severas, sobre todo en plena Navidad.

Mientras, la Sociedad Dominicana de Infectología advirtió que el cuadro sanitario podría complicarse al dispararse los niveles de contagio con la presencia en el país de la nueva variante, combinado al relajamiento de las medidas y el incremento de casos de la influenza.

Ómicron ha registrado casos en más de cien países que están tomando medidas para reducir su impacto en la población.

Además de las medidas, los dominicanos proponen al Gobierno seguir motivando a la población a que se vacune para hacer más efectiva la lucha contra la enfermedad.