Don Antonio era hijo de los esposos Silvestre Guzmán Pérez y Jimena Fernández de Castro.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Silvestre Antonio Guzmán Fernández, ex presidente constitucional de la República, durante el cuatrienio 1978-1982, nacido en la mañana del domingo 12 de febrero de 1911 en la ciudad de La Vega.

Don Antonio era hijo de los esposos Silvestre Guzmán Pérez y Jimena Fernández de Castro.

En su ciudad natal realizó sus estudios primarios, secundarios y comerciales; Más tarde llevó a cabo sus estudios autodidácticos y prácticas de Agronomía en los estados de Florida y California, E.U.A.

Su responsabilidad y rectitud le llevaron a ocupar a la temprana edad de 18 años, la gerencia de la Curacao Trading Company en la ciudad de Salcedo, Moca, La Vega, Barahona, San Francisco de Macorís y Santiago.

Estuvo casado desde el 28 de octubre de 1939 con Doña Renée Klang de Guzmán con quien procreó a dos de sus hijos, Iván Guzmán Klang, nacido el 22 de julio de 1944 el cuál falleció trágicamente en un accidente automovilístico, el 15 de mayo de 1970 y la segunda hija Sonia Guzmán Klang, nacida el 31 de octubre de 1946.

Ya a los 31 años se había convertido en un próspero empresario comercial dedicado a la exportación de frutos nacionales, siendo además uno de los pioneros en la producción de arroz a gran escala en la región noroeste del país.

Fue designado Secretario de Estado de Agricultura, en el gobierno de Juan Bosch entrando así de lleno y por la puerta grande al quehacer político dominicano.

Su presencia ciudadana tuvo un enorme reconocimiento en abril de 1965, en lo que se llamó "La fórmula Guzmán" mediante la cual, le fue ofrecida la Presidencia Provisional de la República, la cuál rechazó por su formación civilista y democrática.

En 1977, el PRD lo escogió como candidato a la Presidencia, resultando electo en las elecciones generales de mayo de 1978.

El presidente Guzmán se suicidó en su despacho, el 4 de Julio de 1982, faltando 43 días para terminar su mandato.

Una de las causas de su suicidio, se debe a los rumores de actos de corrupción en su gestión, en los que supuestamente habrían incurrido algunos de sus funcionarios de mayor confianza, entre ellos su propia hija.

También se afirma que el presidente electo, Salvador Jorge Blanco, lo asediaban advirtiéndole de que tan pronto se produjera el traspaso de mando, él sería objeto de un proceso judicial por haber permitido irregularidades administrativas durante su gestión de gobierno.