Comunitarios aseguran que de verse afectados por la proveedores del servicio eléctrico recurrirán a sus reclamos donde sea necesario.

Por Sandy Cuevas

SANTO DOMINGO.- Para residentes de barrios populares del Gran Santo Domingo las últimas semanas ha representado un respiro, ya que dicen que los apagones se han reducido, pero aseguran que al menos tres veces a la semana el sistema es interrumpido hasta por doce horas.

Los comunitarios dicen tener temor a que la ola de calor incremente la demanda de energía y vulva a aumentar el déficit de la energía eléctrica.

En tanto, comerciantes de Villas Agrícolas, el 27 de Febrero y el Ensanche Espaillat aseguran que los apagones no solo dañan sus mercancías, sino que les afectan poder descasar en horas de las madrugadas.

Ante una sentencia de la Suprema Corte de Justicia que establece que las EDES se comprometen civilmente a responder a tiempo reporte de irregularidad, a pesar de que ciudadanos dicen desconocían del fallo emitido por un juez, aseguran que de verse afectados por la proveedores del servicio recurrirán a sus reclamos donde sea necesario.

La sentencia establece además, que si las empresas distribución no obedecen en un plazo no mayor de 48 horas, cualquier daño ocurrido a las instalaciones o de aparatos eléctricos del cliente o usuario titular, será responsabilidad de la Empresa de Distribución.