Los fiscales aseguran que los maltratos contra el niño eran frecuentes y ocurrían desde hace varios años.

SANTO DOMINGO.- Por la ausencia de los padres fue  aplazada la medida cautelar a una mujer acusada de ultimar a golpes a su hijastro de 13 años en los Peralejos.

La magistrada Kenya Romero, en calidad de jueza de Atención Permanente del Distrito Nacional, fijó para el próximo miércoles 30 de junio el conocimiento de la medida a Emilia Meriely Suárez. Esto para dar tiempo a Edison De la Rosa, padre de la víctima, y Mary Mancebo De la Cruz, madre, a que se puedan presentar.

Los fiscales aseguran que los maltratos contra el niño eran frecuentes y ocurrían desde hace varios años. A consecuencia de los golpes, el menor presentaba contusiones y lesiones antiguas y recientes, es por eso que el Ministerio Público está solicitando que se le imponga prisión preventiva como medida de coerción.

Las partes presentes no explicaron razones de la ausencia.