Tras casi 7 horas de debates, la jueza del Juzgado de Atención Permanente de Samaná aplazó para este próximo viernes el conocimiento de la solicitud de medidas de coerción contra el ex fiscal de la provincia, acusado de acosar y agredir sexualmente a 10 mujeres mientras estuvo a cargo de esa dependencia. 

SAMANÁ.- Momentos de tensión se vivieron este miércoles durante el conocimiento de la solicitud de medidas de coerción en contra del ex fiscal de Samaná, acusado de acosar y agredir sexualmente a 10 mujeres.

Así reaccionaron los familiares del ex fiscal luego de que la jueza de atención permanente sacara de la sala a la hija del imputado tras supuestamente protagonizar un violento incidente con una de las víctimas del caso.

Entre las mujeres que se querellaron por acoso y agresión sexual contra Robert Justo Bobadilla figuran 7 empleadas de la procuraduría y 3 usuarias de la dependencia. La primera querella fue puesta en el año 2016.

El ex fiscal fue apresado la noche de este martes en un sector de la capital tras casi 6 meses en rebeldía.

Contra su ex miembro, el ministerio público solicitó 1 año de prisión preventiva.

Justo Bobadilla deberá permanecer detenido en el destacamento policial de Santa Bárbara de Samaná a donde fue trasladado en medio de un amplio dispositivo de seguridad.

Se recuerda que el ex fiscal fue sometido a un juicio disciplinario, donde fue inhabilitado de por vida para trabajar en el Ministerio Público.