Será el próximo miércoles 20 de julio a las 9:00 am cuando un juez del juzgado de Atención Permanente decidirá si envía a prisión o no a la Ucraniana.

SANTO DOMINGO.- A los fines de que los abogados presenten sus medios de defensa y presupuestos, la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional aplazó la solicitud de medida de coerción contra la ucraniana acusada de pagar a dos hombres para que raptaran y torturaran a su exnovio mientras ella observaba.

El juez acogió el pedimento de la barra de la defensa que solicitó además, conocer el expediente de solicitud de coerción contra la ucraniana Nathalya Kasianoba.

Tras el aplazamiento, la víctima de la golpiza Miguel Ángel Linares de 21 años de edad, confirmó que mantuvo una relación sentimental con Kasianova, pero que decidió no continuar con la acusada.

Al considerar que la golpiza pudo provocarle la muerte, el abogado de Linares dijo esperar el resarcimiento legal debido a los daños causados a su cliente.

Kasianoba no solo pagó para que le propinaran los golpes , sino que también se sentó a presenciar el momento en el que el joven estaba tirado en el suelo amordazado y recibiendo golpes con una tabla, mientras la persona que grababa vociferaba improperios, según videos que llegaron a Noticias SIN.

Respecto a la acusación, la defensa de Kasianoba aseguró que su cliente es también una víctima en este proceso.

Los hechos ocurrieron el 22 de mayo en la Torre Ibiza de la Autopista 30 de Mayo, donde durante 24 horas Linares fue sometido a una brutal golpiza y tras perder el conocimiento le cambiaron la ropa y lo dejaron tirado en una zona próxima al apartamento.

La mujer apodada "La Gringa" figura con amplio historial delictivo en varios países del continente americano, según medios internacionales y en el año 2018  fue apresada por presuntamente herir con arma blanca a su pareja Raider Lara un sargento mayor de Policía Nacional.

La Gringa, de 36 años de edad, es hija de Valentino Kasianova, un millonario empresario del sector aéreo de origen ucraniano.

Será el próximo miércoles 20 de julio a las 9:00 am cuando un juez del juzgado de Atención Permanente decidirá si envía a prisión o no a la Ucraniana.