La audiencia que es conocida por la jueza Katherine Rubio Matos, fue aplazada para el viernes 12 de noviembre.

SANTO DOMINGO.-Un nuevo apresado tras su supuesta vinculación en la Operación Larva fue lo que motivó el aplazamiento del conocimiento de la medida de coerción que solicitó el Ministerio Público para las 14 personas que ya tenían varias semanas detenidas por su presunta implicación en la denominada red narcotráfico y  lavado de activos.

Para los abogados de las personas apresadas mediante allanamiento hace unas semanas, resulta improcedente que el Ministerio Público intente agregar a un nuevo implicado sin previa notificación y sin conocer su expediente.

El más reciente apresado es Domingo Adalberto Ventura, quien según su padre fue detenido cuando iba rumbo a la capital  por recibir un pago por su trabajo como pescador.

Asimismo, los abogados de otros implicados  sostienen que el Ministerio Público no cuenta con pruebas que demuestren la responsabilidad penal de sus clientes en este caso.

La acusación señala que los miembros de la red invertían las ganancias obtenidas en actividades del crimen organizado en el sector inmobiliario, y alegadamente utilizaban a familiares de los principales miembros de la estructura y compañías fantasmas, para adquirir inmuebles suntuosos en sectores exclusivos del Distrito Nacional, Punta Cana y Santiago de los Caballeros, así como también vehículos de alta gama y armas de fuego de alto y bajo calibre.

La audiencia que es conocida por la jueza Katherine Rubio Matos, fue aplazada para el viernes 12 de noviembre.

Para los implicados el Ministerio Público solicitó 18 meses de prisión preventiva y que el caso sea declarado complejo.