Gómez Santana, es una de las imputadas en el entramado fraudulento que estafó a más de 280 personas.

SANTO DOMINGO.- La solicitud de medida de coerción en contra de Miguelina Gómez Santana, fue pospuesta para el próximo miércoles por el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional.

Gómez Santana, es una de las imputadas en el entramado fraudulento que estafó a más de 280 personas con la promesa del cobro de una supuesta herencia de la familia Rosario.

Este viernes seria conocida la medida de coerción, pero los abogados de la imputada solicitaron un tiempo para conocer el expediente  al juez Juan Francisco Rodríguez Consoró,

El Ministerio Público solicita que Miguelina Gómez Santana sea enviada a prisión y el caso sea declarado complejo. La imputada  está detenida en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

La instancia presentada por el órgano de la acusación destaca que el grupo que integran Gómez Santana, Johnny Portorreal, Hilario Amparo y Miguel de Oleo Montero, alias Miguelón (prófugos), se acercó a las víctimas requiriéndoles el pago de diferentes sumas de dinero, con la finalidad de incluirlas en el proceso de cobro de una supuesta herencia dejada por Celedonio Rosario y María del Rosario (fallecidos), presuntamente reclamada en España y Suiza.

La fiscal encargada del departamento de Investigación de Falsificaciones, Evelyn García, indicó que para la comisión del hecho los imputados captaban clientes y supuestos herederos de la familia Rosario, afirmando tener números de cuentas en las cuales se depositarían los montos resultantes de la distribución de la herencia.

Durante la investigación y según testimonios de los afectados, los encartados dijeron a las más de 280 víctimas que el dinero había sido transferido al Banco Central de la República Dominicana y posteriormente trasladado al Banco de Reservas, desde las entidades financieras Santander de España y  Banco Zurich de Suiza, para cuyos trámites internos les requirieron la entrega de diferentes montos de dinero.