Noticias SIN estuvo en todo el transcurso de la situación, donde el hombre pedía hablar con la periodista Alicia Ortega para poder entregarse.

Por Héctor De la Cruz 

SANTO DOMINGO.-Un hombre que permaneció atrincherado en su  vivienda junto a su esposa y una bebe de unos tres meses de nacida pidió conversar con la periodista Alicia Ortega para entregarse.

Al momento de la llamada, Ortega intentó convencer al señor Fernando Gómez para que resuelva la situación de forma pacífica.

Durante la llamada, la policía aprovechó la distracción para entrar por la parte trasera de la casa y poner bajo custodia a Gómez.

Durante el tenso momento,  vivido en la calle 40 de Buena Vista Primera en Villa Mella, Fernando gritaba a través de la verja de la vivienda que alguien lo quería matar a él y a su esposa, situación que lo motivo a encerrarse en su casa.

Durante la captura el señor negó que tuviera alguna arma de fuego, como algunos vecinos habían alegado e instó a las autoridades a que revisen su casa.

 Al finalizar el apresamiento, el coronel Cedano quien comandaba el operativo  dijo que acudieron al lugar porque recibieron una llamada del Sistema Nacional de Atención  de Emergencia 9-1-1, donde supuestamente un hombre tenía a su bebé y esposa secuestrados.

Vecinos que acudieron al lugar para presenciar lo que estaba sucediendo afirman que su temor era que la niña pudiera salir lesionada.

La pareja tenía unos cuatros meses viviendo en el lugar y de acuerdo a los vecinos nunca notaron nada  extraño en la pareja por lo que les extraño la situación.