Agregó que la aprobación de estos fondos ni quisiera es legal bajo la categoría de "fondo excepcional" porque eso sería “abrir la puerta para que en otras circunstancias puedan hacerse desvíos”.

SANTO DOMINGO.- Para el doctor Nelson Rodríguez Monegro, exdirector del Servicio Nacional De Salud (SNS), los 100 millones de pesos que aprobó el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) para contribuir con la mitigación de los daños ocasionados por el huracán Fiona en la parte Este del país "es ilegal".

"Para mí, hasta que me demuestren lo contrario, eso es ilegal. No existe que, yo recuerde, en la legislación de la Ley de la Seguridad Social ni su reglamento, algo que permita desviar fondos de la cuenta de la salud para destinarlo a propósitos diferentes a lo de la Seguridad Social", precisó Rodríguez Monegro al participar en la entrevista central de El Despertador del Grupo SIN.

Sostuvo que eso podrá estar revestido de las mejores intenciones, que incluso decir que los fondos que se han utilizado  son los intereses que producen más aportaciones de los trabajadores y empleadores y "ni aun así, porque esos son fondos destinados para la salud y no pueden desviarlos".

Agregó que la aprobación de estos fondos ni quisiera es legal bajo la categoría de "fondo excepcional" porque eso sería “abrir la puerta para que en otras circunstancias puedan hacerse desvíos y en ese sentido esa Ley está blindada para evitar esos tipos de problemas porque esos son recursos de los afiliados y para la salud”.

 Resolución del CNSS

Este jueves el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) por medio de una resolución asignó un aporte de 100 millones de pesos, para ayudar con los daños generados por el paso del huracán Fiona.

Durante una reunión ordinaria, el órgano dispuso que dichos recursos serán gestionados, monitoreados y supervisados por una comisión especial creada para la ocasión.

En un comunicado de prensa se explicó que los recursos asignados provendrán de los intereses generados por los fondos de la cuenta de cuidado de salud de las personas del seguro familiar de salud del régimen contributivo y en ningún caso de los aportes de los afiliados y sus empleadores, acción que el ministro de Trabajo y presidente del CNSS, Luis Miguel de Camps, valoró.