Los parlamentarios están a la espera de que el Poder Ejecutivo introduzca por cualquiera de las cámaras la propuesta fiscal.

SANTO DOMINGO.- La aplicación del de la reforma fiscal debe agotar un proceso de discusión amplio que incluya a todos los sectores para evitar que el nuevo esquema tributario afecte con mayor fuerza a los más necesitados, expresaron estos miércoles legisladores de diversos partidos, quienes consideran que el proyecto no debe ser aprobado con rapidez, sobre todo salen  beneficiados los empresarios.

La carga impositiva más pesada no debe ir sobre los hombros de la clase media y baja, sostiene el senador oficialista Franklin Romero.

Romero entiende que la pieza legislativa debe concitar la participación de todos los sectores.

Similar posición tiene el senador Félix Bautista, quien considera que la variación del esquema tributario no debe ser apresurada.

Bautista abogó por que el proyecto contemple grabar más a los sectores con mayor cantidad de recursos.

Sobre el tema también habló el diputado reformista Rogelio Alfonso Genao, quien señaló que las excepciones fiscales deben ser revisadas.

Los parlamentarios están a la espera de que el Poder Ejecutivo introduzca por cualquiera de las cámaras la propuesta fiscal, tan pronto el gobierno la socialice con los actores del sistema como lo anunciara la semana pasada el ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza