La pieza además exige que para dedicarse a la vigilancia privada, los interesados deben haber cursado como mínimo un octavo curso, estar debidamente entregados y no ser extranjeros en calidad de irregulares.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Senado de la República aprobó en segunda lectura el proyecto de ley de vigilancia y seguridad privada, el cual establece límites para el uso de armas solo en tiempo de servicio, castiga el uso de armas irregulares y fija edades para desempeñar ese trabajo.

La pieza además exige que para dedicarse a la vigilancia privada, los interesados deben haber cursado como mínimo un octavo curso, estar debidamente entregados y no ser extranjeros en calidad de irregulares.

El proyecto de autoría del senador Adriano Sánchez Roa establece que no podrán dedicarse a la seguridad privada los militares o policías activos, ni los que hayan sido expulsados de esas instituciones por faltas grabes. La pieza ahora pasará a la Cámara de Diputados.