En sus palabras Abinader reconoció la creatividad del Ministerio de Educación, la comunidad educativa y la familia durante el periodo que se planificó contrarreloj en medio de la pandemia del COVID-19.

SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader prometió a estudiantes, padres y maestros que “jamás les abandonará”, durante su discurso por el cierre del año escolar que aseguró “no ha sido fácil” pero se logró.

El mandatario dijo que llevar a término el año 2020-2021 demuestra que “somos un país de hombres y mujeres que no se amilanan, que son herederos de la valentía y determinación de los fundadores de nuestra Nación”.

En sus palabras Abinader reconoció la creatividad del Ministerio de Educación, la comunidad educativa y la familia durante el periodo que se planificó contrarreloj en medio de la pandemia del COVID-19.

Agregó que para lograrlo “desafiamos la adversidad y ante cada obstáculo antepusimos más energía, más sentido de compromiso y más trabajo”.

Para Abinader algo positivo que el país saca de la pandemia, que oficialmente llegó al territorio nacional en febrero 2020 es “que nos deja es la enseñanza sobre el valor de la unidad, de la resiliencia y de la creatividad”.

“Me siento muy orgulloso de saber que a pesar de que recibimos un gobierno en medio de una pandemia, con una grave crisis económica afectando a todo el planeta y con muchas voces que nos pedían dejar sin efecto este año escolar, no nos dejamos amilanar por las dificultades”, dijo con orgullo el mandatario.

“A los alumnos les digo que lo mejor esta por venir, a los maestros que su esfuerzo tendrá el reconocimiento que se merece, a los padres y madres que el futuro de sus hijos es sagrado para nosotros y en definitiva a toda la comunidad educativa, que aquí hay un gobierno que jamás les abandonará”, expresó Abinader.

Concluyó citando el clásico de la literatura española Quijote diciendoal igual que muchos de ustedes, también soy un Quijote. Un ciudadano que pelea hasta el final por la noble causa de sus ideas. Y no hay mejor idea ni causa que la educación y el futuro de nuestros hijos e hijas”.

A continuación el discurso íntegro del presidente:

  

PALABRAS PRESIDENTE

CIERRE AÑO ESCOLAR.

 

Salutaciones,

 

Amigas y amigos,

 

Si alguien tenía dudas acerca de la enorme capacidad del pueblo dominicano para superar desafíos y crisis, que mire lo que ha pasado con este año escolar.

 

Un elevado y complicado reto que gobierno y sociedad enfrentamos unidos y que gracias a Dios hemos superado, probando una vez más que somos un país de hombres y mujeres que no se amilanan, que son herederos de la valentía y determinación de los fundadores de nuestra Nación.

 

Frente a la incertidumbre para el inicio del año escolar 2020-2021, nuestra postura siempre fue clara: la República Dominicana no se podía dar el lujo de interrumpir la educación de nuestros hijos.

 

Teníamos que buscar fórmulas alternativas y atrevernos a echar hacia delante el año escolar a cualquier precio, porque nada de lo que la Republica Dominicana ha conquistado ha sido fácil, sino con ardua con lucha y coraje.

 

Y por ello, quiero que este emotivo acto que estamos hoy celebrando juntos sirva para dar las gracias de corazón a todos los que lo han hecho posible.

 

Gracias de corazón a todos los alumnos, profesores, comunidad docente, padres y madres que en este año tan difícil hemos conseguido sobreponernos a los problemas y realizar un curso escolar con éxito.

 

Ustedes, todos ustedes, han sido el motor y el ejemplo que han empujado siempre al gobierno para que esto saliera adelante.

 

Y no ha sido fácil.

 

Hemos tenido que afrontar un año escolar cargado de creatividad en el que el Ministerio de Educación, la comunidad educativa y la familia, con el apoyo de la sociedad civil, la comunidad internacional y el compromiso firme del gobierno, desafiamos la adversidad y ante cada obstáculo antepusimos más energía, más sentido de compromiso y más trabajo.

 

¡Y qué bueno es haber llegado hasta aquí! Al final del año escolar 2020-2021, y hacerlo todos juntos como nación, como una familia, la familia dominicana.

 

Ese es el camino y ese es el modelo para enfrentar todos nuestros problemas y construir el maravilloso porvenir que espera nuestra nación.

 

Esa es la gran lección que nos ha dado el equipo que conduce el Ministerio de Educación: La apertura, la cooperación, la voluntad de escuchar y la capacidad de reinventarse.

 

La pandemia del Covid-19 ha tenido tantas manifestaciones negativas y, sin embargo, algo positivo que nos deja es la enseñanza sobre el valor de la unidad, de la resiliencia y de la creatividad.

 

Amigas y amigos,

 

Les reitero, la continuidad del compromiso de nuestro gobierno de apoyar sin reservas el nuevo modelo educativo "Educación Para Vivir Mejor", que venimos impulsando en procura de lograr igualdad de oportunidades educativas para todas las personas sin distinción alguna y que esa oportunidad sea el acceso a una educación de calidad, que genere la formación de ciudadanos competentes y productivos.

Por igual les reitero nuestro compromiso de apoyar el nuevo plan estratégico institucional del ministerio y el proyecto para un año escolar 2021-2022 bajo la modalidad presencial, porque esa apertura de nuestras escuelas constituirá la más clara expresión de la reapertura del país, del impulso de su economía y la generación masiva de empleos, que es prioridad fundamental del gobierno que encabezo.

 

De corazón les digo que me siento muy orgulloso de saber que a pesar de que recibimos un gobierno en medio de una pandemia, con una grave crisis económica afectando a todo el planeta y con muchas voces que nos pedían dejar sin efecto este año escolar, no nos dejamos amilanar por las dificultades.

 

Esa fue mi obsesión. Esa fue mi promesa. Y este es el resultado.

 

Siempre lo he dicho, el futuro de nuestro país esta aquí. En sus alumnos, en sus profesores, en sus colegios y liceos.

 

No se puede aspirar a un verdadero cambio de progreso y desarrollo orillando al sistema educativo. Hay que colocarlo en el centro y que sea este el que determine todo lo demás.

 

Ahora que cerramos este curso escolar y es motivo de agradecimiento, si les quiero también señalar que desde ya nos empezamos a preparar para el próximo curso.

 

Un curso nuevo, en una etapa distinta y con los cambios necesarios introducidos para reformar nuestra educación de una vez por todas y para siempre.

 

A los alumnos les digo que lo mejor esta por venir, a los maestros que su esfuerzo tendrá el reconocimiento que se merece, a los padres y madres que el futuro de sus hijos es sagrado para nosotros y en definitiva a toda la comunidad educativa, que aquí hay un gobierno que jamás les abandonará.

 

Cumplí con mi palabra, hace ya casi un año, cuando dije que salvaríamos este año escolar. Y pienso cumplir con lo que hoy les he dicho.

 

Y por último, permítanme que como aquí se ha citado la obra de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, les diga que casi todo el mundo sabe como empieza ese libro, pero puede que algunos menos sepan con que palabra acaba.

 

El libro acaba con la palabra “Vale”. Y no es un vale de aceptación o resignación, no, es un vale de determinación y valentía, de arrojo y firme convicción.

 

Por eso, quiero cerrar mis palabras con ese “Vale”.

 

Yo, al igual que muchos de ustedes, también soy un Quijote.

 

Un ciudadano que pelea hasta el final por la noble causa de sus ideas.

 

Y no hay mejor idea ni causa que la educación y el futuro de nuestros hijos e hijas.

 

Así que, muchas gracias a todos y todos y “VALE”. Que Dios les bendiga siempre.