La detención fue realizada en la avenida Antonio Guzmán en el sector Villas Carolina, y los arrestados no fueron identificados por las autoridades

ESPAILLAT.- La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Publicó arrestaron dos personas durante allanamientos uno en Moca y el otro en Santiago por su supuesta vinculación en la red de narcotráfico y lavado de activos “Operación Falcón”.

Los arrestados son Alejandro Rafael Pérez Pérez (padrastro) y Claritza Andreina Mosquea Eduardo (hermana) de Erick Mosquea, supuesto cabecilla del entramado.

La detención de Pérez Pérez fue realizada en la avenida Antonio Guzmán en el sector Villas Carolina.

“Los organismos de seguridad del Estado continúan su activa persecución del cabecilla de la red a fin de arrestar a esta persona. Precisamente, uno de los hechos que relata la medida de coerción es que Erick Mosquea Polanco invertía alrededor de 2.5 millones de dólares semanales en diferentes actividades ilícitas propias del narcotráfico transnacional y del lavado de activos”, dijo el Ministerio Público..

Los datos arrojados por el Ministerio Público 

El Ministerio Público investiga a más de 30 personas, incluyendo a tres extraditables, involucradas en el supuesto entramado criminal desmantelado, el cual se dedicaba al lavado de activos del narcotráfico, el tráfico internacional de armas y el patrocinio ilegal de campañas políticas para agenciarse protección e inmunidad.

Los imputados son María Olimpia Tavares Rodríguez (Oli y/o La Princesa); Juan Maldonado Castro (Marcial y/o El Líder), Víctor Elpidio Altagracia Paulino Herrera (El Gordo), Luis Daniel Nieves Batista, Adolfo Antonio Torres Sanabia (Tony y/o Presidente), Julio César Jiménez Talavera (domínico-venezolano) y Juan Bautista Carpio Reynoso.

También, José Alejandro de la Cruz Morales (Omar La Moña); Raúl Antonio Castro Mota, Yana Iris Maldonado Castro, Angélica María Maldonado Peralta, Lenin Bladimir Torres Bueno, Marisol López Ceballos, Delfina Asunción Polanco, Ana Margarita Collado Marte, Erich Fernando Meléndez Gómez, José Miguel Castillo Taveras (Migue), Elva Teresa Polanco, Juan Carlos Durán Rodríguez, Javier Antonio Tavares Rodríguez, Felipe Espino Germán, Andrés Guzmán Collado y Amadeo Garibaldi Read Ruiz.

Esta organización criminal tenía como principal actividad el tráfico de miles de kilos de drogas, específicamente cocaína, desde Sudamérica hasta Estados Unidos, Puerto Rico y varios países de Europa.

La red de lavado desmantelada con la Operación Falcón manejaba millones de dólares en efectivo, amenazaban a personas e intentaron evadir la persecución penal utilizando la inmunidad, específicamente el caso de un legislador que intentó eludir a un extraditable del cerco que habían establecido las autoridades.

Los investigadores estiman que la red traficaba aproximadamente 2,500 kilos de cocaína semanales desde 2012, aunque hay registro de actividades criminales de este entramado desde antes de la fecha. También se intensificaron las operaciones a partir de 2017.

La red tenía como centro de mando y control la provincia de Santiago, en República Dominicana, funcionando con un esquema propio de una mafia, en el que se involucra a los miembros de la familia en toda la operación criminal.

Las acciones delictivas en que incurrieron los imputados desde antes de 2017 incluyen la violación específica de los artículos 265 y 266 del Código Penal Dominicano, los cuales tipifican la “asociación de malhechores”;  59 y 60, 4 letra (E), 58 (C), 60 párrafo, 75 párrafos II y III, 85 letras (B,C,D,) 99, 100 y 101 párrafo, de la Ley 50-88 sobre Drogas Narcóticas, los cuales tipifican “tráfico de drogas y patrocinio”; violación a los artículos 3, numerales 1, 2 y 3, 4, numerales 1, 2, 9 y 10, 8, 9, numerales 1, 2 y 5, y el artículo 12 de la Ley 155-17 sobre Lavado de Activos; así como los artículos 3 letras A y B; 4, 8, 18, 21, letra B, y 26 de la Ley 172-02 sobre Lavado de Activos provenientes del Narcotráfico, en perjuicio del Estado dominicano.