SANTO DOMINGO.- El el segundo día de reapertura gradual de la economía las principales vías comerciales de la ciudad lucían concurridas.

En una de ellas, la avenida Duarte, algunos ciudadanos circulaban sin usar mascarillas e irrespetando el distanciamiento social.

La mañana de este jueves el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas reconoció que la reapertura económica que inició ayer de manera gradual dificultará el distanciamiento social que se recomienda para prevenir el contagio del coronavirus; sin embargo, el uso de mascarilla daría las garantías de lugar, aseguró.

El ministro hizo el comentario al ser cuestionado sobre las aglomeraciones reportadas en el Metro, paradas de autobuses y otros sitios públicos en el primer día de reapertura económica. En este sentido, pidió "esperar a ver cómo se comporta la ciudadanía" estos próximos días de desescalada de las medidas de restricción.

"La apertura lo que conduce es que como cada vez habrá más personas circulando se hace más difícil el distanciamiento, pero las mascarillas darán las garantías de lugar", afirmó el funcionario.

Sánchez Cárdenas recordó que entre una fase y otra hay 14 días, que coinciden con el periodo de incubación del virus, lo que permitirá medir el impacto que tenga la apertura en la incidencia de nuevos casos.