SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Pidió perdón este jueves Julio Aquiles Martínez, apodado Bocho, por haber asesinado de un tiro en la cabeza al joven Claudio Francisco Caamaño Velez, en un hecho ocurrido en Pizarrete, Baní.

Aseguró que fue un error, ya que a quien iba a matar era a Maikel Miguel Valdez, de 23 años, por tener problemas personales.

Bocho ofreció estas declaraciones tras ser apresado el pasado miércoles por agentes policiales y posteriormente de que sus familiares le hicieran un llamado público a que se entregara.

La detención se produjo en el sector El Almirante de esta capital.

La institución del orden ayer, pero más temprano, había informado que el arma con la que podrían haber matado a Caamaño fue hallada