Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota sale del Ministerio luego del asesinato con una calma propia del que ha materializado una conducta criminal planificada.

SANTO DOMINGO.- El Ministerio Público reveló el expediente de la investigación que envuelve la muerte de Orlando Jorge Mera, donde narran la manera en cómo salió el asesino Miguel Cruz del despacho del Ministerio tras el asesinato y escapar de la escena del crimen.

Luego que el imputado Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota procede a realizarle los múltiples disparos al ministro Jorge Mera, impactándole en distintas partes del cuerpo que le produjeron la muerte, el miembro de la seguridad Nicolás Montero, trató de abrir la puerta del despacho del Ministro, pero estaba cerrada por dentro, por lo que procedió a dar la vuelta para entrar por otra puerta de acceso, situación que fue aprovechada por el imputado Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota, para salir de la oficina del Ministro por las escaleras ya que conocía que esa vía era más segura para sus fines de escapar de la escena del crimen, expresa el expediente del Ministerio Público.

Señala el expediente, que el seguridad Nicolás Montero procedió a penetrar al despacho del ministro Orlando Jorge Mera, hallando el cuerpo de la víctima tirado en el piso, y ensangrentado e inmediatamente informó por medio de la radio a los demás miembros de la seguridad a los fines de que detuvieran al imputado Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota, en medio de toda la confusión y desesperación que se creó y ante evidentes fallas de seguridad, antes y después del hecho, el imputado pasó desapercibido dentro de la multitud, logrando escapar del interior del Ministerio, pero no pudo escapar de acuerdo a sus planes, en virtud de no poder acceder hasta su vehículo que se encontraba en el sótano del Ministerio, la razón por la que no puede salir del Ministerio es que una vez se escuchan los disparos se activaron algunas medidas de seguridad, no todas las necesarias, pero se tomó la correcta decisión de cerrar las salidas para evitar que vehículos salieran de la escena, pero se permitió que algunas personas salieran del lugar a pie, que fue fa vía utilizada por el imputado Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota, para salir del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, después de haber asesinado al ministro Orlando Jorge Mera.

El imputado Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota sale del Ministerio luego del asesinato con una calma propia del que ha materializado una conducta criminal planificada, al no poder salir en su vehículo aborda un motor en las proximidades del Ministerio y se dirige a la iglesia Parroquia Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, ubicada en la calle San Pio X, sector Renacimiento. D.N.

Antes de salir del Ministerio el imputado Miguel Cruz llamó a su hija Miguelina Alfonsina Cruz Gómez, pero en vista de la medida de seguridad, la joven fue impedida de salir de las instalaciones en su vehículo y fue requerida por el Ministerio Público y la Policía Nacional pan ser cuestionada sobre su presencia en el Ministerio.

Miguel de Jesús Cruz de la Mota dentro de la referida parroquia, llamó en tres ocasiones a su hija Miguelina Alfonsina Cruz Gómez para que lo fuera a recoger, situación está que demuestra, que el mismo pretendía escapar de las autoridades, y que se presentó a la parroquia con el objetivo de resguardarse en lo que podía ser ayudado a escapar y no así con el objetivo de entregarse a las autoridades. sino que su entrega obedece a que inmediatamente ocurre el asesinato se procede a montar un amplio dispositivo de seguridad, lo que el imputado sintió que desplazarse muy lejos de la escena iba a ser un riesgo y que podía ser arrestado, por lo que escoge ir a resguardase a un lugar en el que podía estar seguro y así que llega a la iglesia en la iglesia Parroquia Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, ubicada en la calle San Pio X, sector Renacimiento, D.N.

En la iglesia donde al llegar el Teniente Coronel Nelson Miguel Martínez Mercedes P.N., fue recibido por el Padre de esa parroquia, el Coronel Capellán José Arismendy Leonel Helena, quien le manifestó que el imputado Fausto Miguel de Jesús Cruz de la Mota se hallaba en el interior de la parroquia y que le había dicho que había disparado.