El comerciante se quejó de que el transporte público, el metro y otros lugares están llenos de personas y no pasa nada.

SANTO DOMINGO.-El presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes de Naco y Piantini, Tito Prats, manifestó que las nuevas medidas restrictivas dispuestas por el gobierno para contener la pandemia en el Gran Santo Domingo, representan un duro golpe para ese sector que ha sido golpeado por la crisis económica.

Prats expresó que ese sector nunca ha recibo ayuda del gobierno, pese a las promesas hechas para ese sector.

“Los más afectados son los bares y restaurantes como siempre, es una especie de buscar un culpable, un chivo expiatorio”, manifestó durante una entrevista con Noticias SIN.

El comerciante se quejó de que el transporte público, el metro y otros lugares están llenos de personas y no pasa nada.

Expresó que ese sector es fácil de manejar para las autoridades, pero los transportistas no.

Culpó a las autoridades de haber propagado la pandemia durante las elecciones y que se lanzaron hacer una política abierta en el país sin medir consecuencias.