El fiscal Edward López, director de Adofic, quien añadió que en estos momentos no pueden suspender los servicios que le dan a la población.

SANTO DOMINGO.- La Asociación Dominicana de Fiscales de Carrera (Adofic) valora las conquistas logradas en gestión de Miriam Germán y entiende que se debe actuar con prudencia para reclamar reivindicaciones al Ministerio Público, por el momento que está viviendo el país, debido a los efectos causados por el huracán Fiona.

Así lo indicó, el fiscal Edward López, director de Adofic, quien añadió que en estos momentos no pueden suspender los servicios que le dan a la población, “lo más prudente es actuar con diplomacia y saber dar los pasos sin necesidad de llegar a los extremos”, sostuvo.

El fiscal expuso la posición de la entidad que dirige, en base a la intimación que hizo la Asociación de Fiscales Dominicanos (Fiscaldom) al presidente Luis Abinader a fin de que en el proyecto del presupuesto general de la nación para el año 2023, asigne a la Procuraduría General de la República los recursos suficientes para cubrir las necesidades perentorias de los miembros del Ministerio Público.

La intimación al jefe del Estado fue hecha por el coordinador general de la entidad, Francisco Rodríguez Camilo, a través del ministerial, Isaac Rafael Lugo, alguacil ordinario del Tribunal Superior Administrativo (TSA), mediante acto 304-22, del 20 de septiembre pasado.

En ese orden, con respecto al tema  la magistrada Miriam Germán Brito advirtió este a los fiscales que anuncian un posible paro de labores, que “el Ministerio Público se juega en este momento su prestigio institucional en un escenario de confrontación de intereses”.

Germán Brito convocó desde el pasado 14 de septiembre a las directivas de la Asociación Dominicana de Fiscales de Carrera (Adofic) y la Asociación de Fiscales Dominicanos (Fiscaldom) para una reunión que se celebra este viernes en uno de los salones de la Escuela Nacional del Ministerio Público (ENMP).

“Con responsabilidad histórica debemos advertir que el Ministerio Público se juega en este momento su prestigio institucional en un escenario de confrontación de intereses y corremos el riesgo de perder la confianza ganada si no somos capaces de enfocarnos en atender con esmero y dedicación las exigencias legítimas de la sociedad”, dijo la procuradora general.