Señalan, que debido a estos contagios ha aumentado la hospitalización de niños, de acuerdo a datos estadísticos proporcionados por el Ministerio de Salud Pública.

SANTO DOMINGO.- La Asociación Dominicana de Profesionales de la Psicología (Asodopsi) hizo un llamado a las autoridades del Ministerio de Educación, a iniciar la docencia este martes 11 de enero de manera virtual.

Los Miembros del Comité Ejecutivo Nacional de esta  institución de la psicología, indicaron que no es prudente el retorno a las clases de manera presencial; atendiendo a que en estos momentos el país presenta una tasa diaria de positividad de un 38.14 %, de la variante Ómicron, sumándose a este último el alto nivel de contagio de la gripe de la influenza.

Señalan, que debido a estos contagios ha aumentado la hospitalización de niños, de acuerdo a datos estadísticos proporcionados por el Ministerio de Salud Pública.

Los profesionales de la psicología de esa organización, ven con preocupación el nivel de ansiedad y angustia que han manifestado cientos de familias dominicanas, tras el llamado del Ministerio de Educación a retornar a clases de manera presencial.

Estos niveles de angustia y ansiedad son alimentados por el temor al contagio de sus niños en los Centros Educativos, lo cual implicaría el contagio de los padres y los envejecientes, asimismo, como el elevado costo que genera dicha enfermedad, visto los precios de los medicamentos utilizados para la cura tanto del COVID-19, como de la Influenza.

Resaltaron que estos medicamentos tienen un alto costo, además en la actualidad presentan escasez.

Señalaron que el Ministerio de Educación, previo al inicio de la docencia de manera presencial, debe abocarse a garantizar la bioseguridad tanto de los estudiantes, como de los profesores y personal administrativo. No es momento de sumar más gastos por concepto de salud a los hogares dominicanos, Precisaron que estamos iniciando un nuevo año, en donde existen familias enteras desempleadas.

Manifestaron que, de iniciar el año escolar de manera presencial, estaremos poniendo en riesgo la salud mental de nuestros maestros, niños, adolescentes, padres y envejecientes, por lo que definidamente, tendremos detonantes emocionales, como la ansiedad, angustia, pánico, miedo, bloqueo emocional, trastornos del sueño, aislamientos, depresión. Así como también bajo rendimiento escolar y desmotivación, entre otros.