Los más de 200 aspirantes a la Cámara de Cuentas tendrán que ser depurados por la Procuraduría General de la República, Contraloría General, Dirección General de Control de Drogas y Ministerio de Educación Superior, éste último para comprobar que los títulos profesionales presentados son reales.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los más de 200 aspirantes a la Cámara de Cuentas tendrán que ser depurados por la Procuraduría General de la República, Contraloría General, Dirección General de Control de Drogas y Ministerio de Educación Superior, éste último para comprobar que los títulos profesionales presentados son reales.

Así lo informó el presidente de la Comisión de Cámara de Cuentas de la Cámara de Diputados, Dilepsio Nuñez, que se reunió este lunes para estudiar los expedientes.

Nuñez adelantó que gran parte de los aspirantes cumplen con todos los requisitos de Ley por lo que el trabajo será reñido