El señor Reinaldo Sánchez, de 71 años, pese a la dificultad física para movilizarse se presentó en la universidad este jueves santo, se trasladó solo y en transporte público desde Hato Nuevo en Manoguayabo, hasta el campus universitario.

SANTO DOMINGO.- Justo este jueves santo cuando varios puestos de inoculación permanecen cerrados por el asueto de la semana mayor, aumentó de forma considerable el número de personas en busca de la segunda dosis de la vacuna en la sede universitaria UNPHU, donde las largas filas sobre todo de envejecintes, eran casi interminables.



El señor Reinaldo Sánchez, de 71 años, pese a la dificultad física para movilizarse se trasladó solo y en transporte público desde Hato Nuevo en Manoguayabo, hasta el campus universitario.


Pese a la gran cantidad de personas, a Sánchez le dieron prioridad y fue inoculado desde que llegó; además le facilitaron el traslado de regreso a su casa en un vehículo privado.