Bañistas que hoy asisten a esta playa dicen su llegada a ella fue por su chapuzón tradicional que se dan para la fecha y su acostumbrada comida en el lugar que es el pescado frito.

SANTO DOMINGO.- El paisaje de las cálidas aguas azules de la playa de Boca Chica este sábado está acompañado por uniformes, pues aumentó la presencia policial en la zona durante estos días de asueto por la Semana Santa con relación a años anteriores, según los propios bañistas.

Mientras cientos de personas se desplazaron hasta esta playa para disfrutar en familia de un chapuzón y del ya tradicional pescado frito.

Eliseo González residente del Distrito Nacional quien se dirige según nos cuenta cada Semana Santa a la zona playera de Boca Chica afirma la seguridad implementada este año en este destino turístico tan transitado es superior a la que se veía anteriormente por lo que siente más calma al relajarse de su día a día.

Bañistas que hoy asisten a esta playa dicen su llegada a ella fue por su chapuzón tradicional que se dan para la fecha y su acostumbrada comida en el lugar que es el pescado frito.

No obstante dicen las inseguridades que se veían en años anteriores se han controlado por lo que los motiva a volver cada día de este fin de semana vacacional del que gozan.

Enrique Mora, comerciante y vendedor de mariscos en esta zona por hace más de 30 años asegura estar emocionado con las ventas de sus productos a pesar de que sus ingresos para la fecha no son los mismos que palpaba anteriormente, y asegura a pesar de que la seguridad de los ciudadanos es el único factor positivo por el que ha tenido más clientela, no se es comparable ni está satisfecho con el flujo de personas.

Pese a la tranquilidad que dicen sentir comerciantes y bañistas que vienen a disfrutar de la Playa de Boca Chica en esta Semana Santa, aseguran ha bajado el entusiasmo al que estaban acostumbrados en sus alrededores.