El fiscal de turno del municipio de Baní, Corintios Torres, dijo que supuestamente Alexis Villalona solicitó que no dejarán pasar a De los Santos por no considerarlo su abogado y pidió que sus familiares se encarguen de buscar quien lo represente.

BANÍ.- Al acudir la mañana de este sábado a la Fortaleza de Baní, Jorge De Los Santos abogado de Alexis Villalona, dijo que las condiciones en las que se realizó el apresamiento de su cliente impiden que la solicitud de medida de coerción pueda ser conocida en el día de hoy.

"Yo me imagino que las  condiciones del apresamiento del día de ayer más la parafernalia que la fiscalía hizo conjuntamente con el director de la Policía Nacional, no le da tiempo para ellos haber depositado y la fijación de esta audiencia", expresó De los Santos.

Manifestó que acudió a los fines de que le permitan hablar con Villalona, para "organizar", ya que, asegura en el día de ayer fue imposible.

En tanto, el fiscal de turno del Municipio de Baní, Corintios Torres, dijo que supuestamente Alexis Villalona solicitó que no dejarán pasar a De los Santos por no considerarlo su abogado y pidió que sus familiares se encarguen de buscar quien lo represente.

De los Santos precisó que se le ha impedido hablar con Villalona por lo que desconoce la información de que haya solicitado tener otro abogado.

Consideró de excesivo el pedimento del Ministerio Público quien aseguró que solicitará un año de prisión preventiva como medida de coerción.

"Al Ministerio Público, yo voy a regalarle un cursito taller, y voy a tratar entregarle un código independiente, un año de prisión preventiva para qué y por qué, la nueva normativa que ya no es nueva, es vieja, lo que plantea es que para ese tipo de ilícito penal son tres meses de imposición de medida de coerción, no más, de un año, porque no son las condiciones", enfatizó el abogado de Villalona.

De los Santos dijo que este es un hecho que independientemente que tenga ribete de acción pública, es un más de acción de tipo privado que otra cosa, motivo por el cual consideró que no hay motivos para que el Ministerio Público solicite un año de prisión como de medida de coerción.